Productos para el acné

La primera experiencia de la cual quiero hablar, es una que me marcó cuando era adolescente, quiero decir, cuando tuve acné. Todos sabemos que los jóvenes en su adolescencia suelen tener granos o espinillas. Algunos más, otros menos y unos pocos afortunados que no tienen ¡ni uno! Pero éste último no era mi caso. Como a los 14 años empecé a tener espinilla y así como aparecieron era como quería eliminarlas: para siempre, cosa que nunca logré.

La experiencia que tuve para tratar de curar el acné fue mala por donde la mires. Por empezar, ningún producto que me puse en la cara o medicamento que tomé logró eliminar el acné. Me coloqué cremas y lociones, y tomé pastillas para el acné: antibióticos y Roacutan, unas pastillas bastante fuertes. Pero nada logró curarme.

Visité dermatólogos y cosmeatras, me hicieron limpiezas y me hice peelings en la piel, que son tratamientos con ácidos para quitar las manchas rojas que te dejan las espinillas. Todo fue gasto de dinero, tiempo y falsas esperanzas de acabar con el problema.

Cuando eres adolescente lo peor que te puede pasar es ver que no luces bien, no sentirte cómodo con tu apariencia, cosa que me pasó y sufrí culpa de ese maldito acné.

Es por ello que gasté tanto dinero y probé varias cosas, inclusive el nombrado Roacutan que según se dice te cura para siempre. Al menos en mí no funcionó y tiempo después, cuando leí roacutan.net, me arrepentí de haber estado en tratamiento durante 8 meses, pudiendo haber contraído algún problema de salud. Pero bueno, ya pasó y creo que tuve suerte.

Mi experiencia con el acné me enseñó que la clave para curar el problema no está en los productos y pastillas, sino en la forma de vida: lo que comes, la limpieza, el estrés, etc. Y esto lo digo porque cuando dejé de preocuparme por las espinillas y comencé a hacer una vida sana, sin comer comida chatarra y haciendo actividad física, mi acné disminuyó en gran medida.

La clave para curar el acné puede que esté en forma natural, pero claro, esto es mi experiencia y puede que al que lo lea no le funcione. Igualmente, estoy casi seguro que si no te cura, te ayudará en gran medida. Así que no pierdes nada, prueba comer sano, hacer actividad física y sobre todo, dejar de mirarte en el espejo y de reventarte todos los días cada espinilla, ya que con eso te infectas más…

Esa fue mi experiencia, y espero que sirva, saludos!